Sobre maternidades ¿forzadas?

Si te soy soy sincera no he oído a ningún hombre jactarse de haber embarazado a otra mujer… a lo mejor estoy lejos de esos círculos pero lo que he visto y oído son hombres quejándose de la metida de huevo que es un hijo o fugándose de la responsabilidad compartida ante la inminente imposibilidad bíblica de abortar. He escuchado más comentarios sobre el placer de eyacularle en la cara a una mujer o ver con satisfacción que se trague su semen. Esa, creo yo, es una demostración de poder. No es solo la actualización de esa categoría, son varias: además de ser úteros parlantes, degeneramos a agujeros que se cogen.
Creo que la amiga de la que hablamos es la misma amiga que posteó algo sobre la indignación que sintió cuando una compañera le hizo el comentario de que tener hijos te jode la vida. El comentario salió porque ella iba con los dos niños a la U. Ella sintió la ofensa en su maternidad porque algo hay de sagrado y bendito en los hijos. Aunque te jodan la vida, los hijos no se niegan; no hay otra que amarlos incluso a pesar de uno mismo. Dijo que sí, que se le hicieron más difíciles las cosas pero que también creció. El calvario te hace fuerte. Te hace mejor mujer, más sensible, más ¿humana?
Todavía no entiendo la maternidad, ni cómo se construye a partir de categorías identitarias sexuadas y genderizadas. A lo mejor algo va saliendo a la luz.
Un abrazo.
Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s